El Burro, El Gallo y El León

El gallo es una ave orgullosa. A él le gusta ir pavoneándose y exhibirse frente a los otros animales. Un día él estaba sentado en la rama de un árbol mirando al mundo a su alrededor. El infló su pecho y se ajustó su cresta. El estaba contento con sus brillantes plumas y su colorido plumaje.

Justo cuando él estaba pensando que él ciertamente debe ser la envidia de los animales, él observó a un burro caminando por el sendero. "Amigo, Burro," chilló el gallo, "te ves tan cansado. ¿Has estado caminando por un largo tiempo?"

"Oh, hola, Gallo," contestó Burro. "No, sólo he estado caminando por unos minutos. Estoy débil. Mis patas y mi espalda están cansadas de arrar los campos. Cada mañana, la gente viene a mí y amarran su arnés alrededor de mi cuerpo. Yo ando bajo el sol caliente todo el día. Arrar, arrar, arrar, es todo lo que hago. Estoy cansado de este trabajo." El pobre Burro movió su cabeza y lentamente comenzó a caminar y a alejarse.

Gallo, quien nunca se perdía una oportunidad para alardear sobre sí mismo, dijo: "Oh, pobre Burro. Mis finas plumas y mi colorido plumaje significan que yo tengo una vida mucho mejor a la tuya. De hecho, mi único trabajo es despertar a todos cada mañana. La gente ni se levantaría si yo no les cacareara la hora.

A medida que Burro escuchaba a Gallo hablar y hablar de su fina apariencia y de su importante trabajo, un hambriento león vió al Burro. El León se imaginó una cena de burro y fijó sus ojos sobre su merienda. El estaba tan concentrado en sorprender al Burro que ni se fijó en el Gallo subido en una rama del árbol. El gallo, sin embargo, notó al León aproximándose al Burro. El comenzó a aletear sus alas y a cacarear fuerte.

Esta conmoción llamó la atención del León, quien no había visto al Gallo. Sin saber quién estaba haciendo este ruido, el León se dio la vuelta y huyó.

El Burro, que había estado escuchando al Gallo alardear acerca de lo fino que era, vió esta oportunidad para probar su propio valor. El dijo, "Mira al León! El es un cobarde que le teme a un ave en un árbol! Yo lo perseguiré!" El Burro, sintiéndose orgulloso, comenzó a perseguir al poderoso León.

Las pezuñas del Burro sonaban como una gran cantidad de gente corriendo. Esto asustó al León, por lo que corrió más y más rápido! Pronto el León pensó, "Estoy comenzando a cansarme. En lugar de seguir corriendo a este ritmo, debería darme la vuelta y pelear."

El León giró su cabeza, listo para una feroz pelea, pero vió que era sólo un Burro quien lo había estado persiguiendo. León saltó sobre el pobre Burro y lo mató. A medida que comenzó a comer, se detuvo y suspiró despacio, "Hoy día he sido engañado. Mi propia presa me persiguió!"

Actividades Para Extender Tu Pensamiento...

Lenguaje Expresivo...

Las siguientes palabras son usadas en esta historia folklórica. Pretende que tú eres un crítico literario. Explica por qué cada palabra es una buena o una mala opción para esta historia. ¿Debería el autor haber usado una palabra diferente?

  • plumaje
  • conmoción
  • cansado
  • envidia
  • trabajar asiduamente

Características de La Criatura...

  • Haz un dibujo del Gallo. Tu dibujo debería mostrar por qué es una criatura jactansiosa.
  • Imagina que tú eres el Gallo. Realiza un solo (esto es una escena donde sólo un personaje está en el escenario). Cuéntale a la audiencia acerca de la escena que observaste ayer. Asegúrate de incluir lo que pensaste sobre este incidente.

Lecciones de Vida...

Realiza una entrada en tu diario acerca de uno de estos temas:

  • ¿Conoces a alguien que actúe como el Gallo? No los nombres en tu entrada en tu diario, pero cuenta sobre ellos. ¿Cómo podría ayudarles el leer esta historia folklórica?
  • ¿Qué errores cometió el Burro? ¿Has cometido tú alguna vez un error de este tipo? Habla de eso y explica lo que has aprendido de tus experiencias.


Si deseas imprimir esta página, baja el archivo PDF de abajo. Para obtener Adobe Acrobat Reader gratis, haz click en el ícono de abajo.
El Burro, El Gallo y El León (9K)