El Conejo y El Venado

Era tiempo de fiesta para todos los venados! Una vez al año los diferentes tipos de venados se juntaban y disfrutaban de la compañía de cada uno. Ellos tenían estrictas reglas sobre quién podía asistir a esta celebración. Sólo animales que tuvieran cuernos y que no tuvieran garras eran invitadas a la reunión. Los venados querían estar seguros de que la celebración estuviese libre de animales de caza. Ellos temían al león y a otras criaturas no herbívoras. El antílope, la gacela y el búfalo esperaban este momento de unirse a los de su propio tipo.

Un año, el Conejo oyó sobre esta fiesta. Como tú sabes, Conejo no es una criatura a la que le guste ser dejada fuera de la diversión! El quería ir a la fiesta de los venados, pero sabía que necesitaba cuernos. "Yo soy un animal inteligente, " se dijo Conejo a si mismo. "De seguro que puedo pensar en una forma para que me crezcan los cuernos. Conejo se sentó en un área pastosa para pensar. Se puso su pata sobre la cabeza - ninguna idea se le vino a la mente. Luego cruzó los brazos y cerró los ojos - ninguna idea entró en su cabeza. Luego se inclinó hacia adelante, puso su barriga contra el pasto y se levantó con sus brazos - todavía ninguna idea! Finalmente Conejo se cansó de pensar. Apoyó su cabeza en el pasto alto - BUMP! Ahí estaba su idea! Su cabeza había caído sobre un par de viejos cuernos de venado! Conejo recogió la solución a su problema. El sabía justo cómo pegarse este tesoro en su cabeza. El corrió hacia un tipo especial de árboles y arbustos. Mirando la vegetación, Conejo finalmente divisó el arbusto que necesitaba. Cortando una rama de esta planta milagrosa, Conejo vio la goma que pegaría los cuernos a su propia cabeza desnuda.

Satisfecho con que ahora se veía como un venado, Conejo se fue brincando al lugar de la fiesta. La manada reunida estaba sorprendida de ver que una criatura con cuernos tan pequeña entrara en su reunión. "Miren eso," dijo uno de los búfalos. "¿Qué clase de venado es él? Yo nunca he visto una criatura así! ¿Debería él ser parte de esta cena?" Los otros venados miraron al disfrazado Conejo. Ellos nunca habían visto a ese tipo de animal con cuernos..

Finalmente una gran gacela habló, "Debemos dejarlo unirse a nuestra fiesta. Hay muchos tipos diferentes de venados. Nosotros no sabemos qué tipo de venado él es, pero él tiene cuernos, por lo que debe venir a esta celebración."

Los venados hablaron juntos, se rieron juntos, y más que nada - ellos comieron juntos! Ellos comieron y comieron y comieron. Cerca de las tres de la mañana, todos los venados se quedaron dormidos, incluyendo Conejo. Sus antenas seguía firmes en su cabeza con la goma.

Eran cerca de las seis de la mañana cuando el sol comenzó su recorrido por el cielo. El exhausto, pero feliz Conejo durmió a medida que el sol subía más y más arriba. Su rayos caían sobre Conejo y lentamente la goma comenzó a derretirse. A media mañana, los cuernos de Conejo se habían caido directamente sobre su cara!

La gacela grande justo caminó por ahí y vio a Conejo con goma chorreando en su cara. Una antena cubría su nariz y la otra antena yacía en el suelo. "Oh, miren esto! Nuestro extraño visitante venado es realmente un conejo!" El llamó a los otros venados a que se acercaran a mirar.

"¿Qué debemos hacer acerca de este intruso que pretendía ser un venado?" los animales se preguntaban entre ellos.

Luego de una agitada discusión, un pequeño antílope finalmente habló. "No deberíamos matar a este conejo. Miren él es una visión tan tonta! Simplemente llevémoslo y tirémoslo al río."

Los otros venados pensaron que esta era una muy buena idea. Ellos cogieron al dormilón Conejo y lo lanzaron al agua!

Actividades Para Extender Tu Pensamiento...

Lenguaje Expresivo...

Vuelve a leer el segundo párrafo de esta historia folklórica. ¿Piensas que las diferentes posiciones del conejo te ayudaron a poder visualizar mejor la escena? Escribe sobre un momento en que tuviste que pensar sobre algo. Describe cómo te habrás visto.

Características de la Criatura…

Investiga los diferentes tipos de venados que se encuentran en Africa. Junta a un grupo de amigos. Pídele a cada persona que haga una estatua de un tipo de venado. Júntalos para hacer un diorama sobre cómo se habrá visto la fiesta de los venados en esta historia folklórica.

Lecciones de Vida

¿Has querido alguna vez participar en algo en que no podías? Escribe una entrada en tu diario contando acerca de esa vez. ¿Manejaste esta situación de una forma diferente que el conejo? Cuenta lo que hiciste. Si no has tenido ese tipo de experiencia, imagínate a ti mismo en este tipo de situación y en lo que harías. Algunas posibles situaciones podrían incluir no quedar en el equipo de baseball o no ser invitado a una fiesta de cumpleaños.


Si deseas imprimir esta página, baja el archivo PDF de abajo. Para obtener Adobe Acrobat Reader gratis, haz click en el ícono de abajo.
El Conejo y El Venado (11K)